Skip to content

Antártida: hallan más de 3.500 formas de vida en un lago oculto

antartida

Hace 35 millones de años, el lago Vostok estaba rodeado de un ecosistema forestal, con gran variedad de plantas y animales que vivían en él. Pero después de la fractura de una placa continental, hace 15 millones de años, quedó sepultado por la capa de hielo antártica, a 3.800 metros de profundidad. Fue descubierto en 1955 por el geólogo ruso Andrei Kapista y desde entonces se convirtió en un sitio misterioso: un lugar inhóspito y hasta entonces inaccesible que despertó el interés de científicos de todo el mundo. Una primera expedición intentó llegar al lugar en 1996, y la carrera por alcanzar el Vostok sigue viva. Esta semana, un equipo de investigadores estadounidenses descubrieron una sorprendente variedad de formas de vida que sobreviven y se reproducen en el más extremo de los ambientes. La investigación, publicada en la revista científica PlosOne, describe más de 3.500 especies identificadas a través de análisis genéticos.

“Encontramos mucha más complejidad de lo que nadie pensaba ”, dijo Scott Rogers, de la Bowling Green State University. “Realmente muestra la tenacidad de la vida, y cómo los organismos pueden sobrevivir en lugares donde hace un par de docenas de años pensábamos que no podía haber nada”, agregó.

La llegada al lago –el séptimo más grande del plantea, y diez veces más grande que el Lago Argentino– fue una de las claves de la exploración.

Excavaron a casi 4 kilómetros de profundidad en la Antártida para llegar al lago Vostok (bautizado así en honor a la base homónima que está en la superficie), pero a 29 metros del objetivo tuvieron que replantearse algunas cuestiones. El taladro que se utilizaba para perforar el hielo podría “intervenir” las condiciones de preservación de ese ecosistema, porque utiliza lubricantes y anticongelantes que definitivamente afectarían –si es que ya no lo hicieron– a los microorganismos que se espera encontrar. Para la última misión utilizaron una sonda que fue derritiendo el hielo, equipada también con una cámara en la punta que mostrará imágenes de la llegada al lago.

Los científicos estadounidenses dijeron que de las 3.507 especies encontradas, un 94% corresponde a bacterias (la mayoría, propia de condiciones extremas), y el otro 6% a eucariotas (las células de los organismos más evolucionados). Entre las bacterias hay algunas que suelen aparecer en los sistemas digestivos de peces, lo que ratifica la idea de que hubo vida animal en el Vostok. También encontraron psicrófilos, que son organismos que viven en el frío extremo, pero también termófilos, que provienen del calor. Esto refuerza la hipótesis de que hubo afluentes termales en el lago.

Según Rogers, la presencia de las especies marinas y de agua dulce apoya la hipótesis de que el lago estuvo alguna vez conectado con el océano.

Pero el Vostok sigue escondiendo secretos. Parte de la investigación intentará descubrir qué fue lo que causó la anomalía magnética que provocó el quiebre de las capas continentales. Un misterio similar al que sirvió como argumento en la exitosa serie Lost.

Jose Arturo

Print Friendly
No comments yet

Leave a Reply

You may use basic HTML in your comments. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS