Skip to content

Posts tagged ‘español’

La OTAN niega que un portaaviones aliado dejara morir a 61 inmigrantes en el Mediterráneo

La OTAN niega vehementemente que un portaaviones aliado ignorara las peticiones de auxilio de una barca con decenas de inmigrantes africanos en el Mediterráneo, que según The Guardian murieron de hambre y sed tras pasar 16 días a la deriva cuando trataban de llegar a la isla italiana de Lampedusa. “No había barcos de la OTAN en la zona”, ha señalado Carmen Romero, portavoz de la Alianza, tras recabar información al mando de la operación en el cuartel general de Nápoles. “Solo un portaviones, el italiano Garibaldi, estaba en alta mar por esas fechas, pero operaba a unas cien millas náuticas (unos 180 kilómetros) y no vio nada”.
Todos los inmigrantes menos 11 murieron de sed y hambre durante la travesía, según el diario británico. “Cada mañana nos levantamos y encontrábamos más cuerpos, que tirábamos al mar”, relata a The Guardian Abu Kurke, uno de los supervivientes. La barcaza salió de Trípoli el pasado 25 de marzo cargada con 47 etíopes, siete nigerianos, siete eritreos, seis ghaneses y cinco sudaneses. De ellos, 20 eran mujeres y dos niños, uno de tan solo un año de edad.

A las 18 horas de partir, el barco empezó a tener problemas y se quedó sin combustible, a unas 60 millas (110 kilómetros) de la costa libia. Después de 16 días a la deriva, en los que se agotaron la comida y el agua, el 10 de abril las corrientes arrastraron la embarcación a una ciudad costera cerca de Misrata, donde dos de los 11 supervivientes murieron.

Kurke relata al diario británico que en un momento de la travesía, el mar acercó la barca a un portaaviones tanto que era imposible que no les divisaran. Dos aviones despegaron del buque y sobrevolaron la barcaza a poca altura, mientras los inmigrantes les hacían señales desesperadas y levantaban a los dos niños para que les vieran. Pero el superviviente asegura que no se hizo ningún intento de rescate. Según la investigación de The Guardian, el único portaaviones que operaba en la zona en esas fechas era el francés Charles de Gaulle, que participa en las operaciones para imponer la zona de exclusión en Libia, pero no está bajo las órdenes del mando conjunto en Nápoles. Fuentes aliadas indican que París les ha asegurado que su buque insignia tampoco se encontraba en la zona.

La Marina francesa lo demiente

Hasta ahora no hay un comunicado oficial de la Marina francesa sobre el naufragio de los inmigrantes y la información de The Guardian. Pero un portavoz del Estado Mayor francés desmintió esta mañana al diario digital Rue 89 que el portaviones nuclear francés Charles de Gaulle, tal y como sugiere el periódico, se encontrara con la barcaza de inmigrantes africanos en peligro y no corriera en su auxilio. “No nos hemos cruzado con ese tipo de embarcación. En el caso de haberlo hecho, habríamos acudido en su ayuda. No nos sentimos aludidos. No se trata de un barco francés”, aseguró este portavoz a la citada publicación digital.

La portavoz de la Alianza ha insistido en que la OTAN es consciente de las obligaciones que el Derecho Marítimo impone a todos los barcos de responder a peticiones de auxilio. “Hemos rescatado a personas en el pasado y los vamos a seguir haciendo”, señala Romero, que habla de cómo en la noche del 26 al 27 de marzo, cuando el barco de los refugiados subsaharianos ya había partido de Trípoli, diversas unidades aliadas intervinieron en dos rescates que salvaron la vida a 510 personas. Aquellos náufragos fueron desembarcados en Italia.

“Durante la travesía los prófugos vieron otros barcos militares que tampoco actuaron”, afirma sin embargo el sacerdote Moses Zerai, director de la ONG con sede en Roma Habeshia, en una entrevista telefónica. Zerai fue uno de los últimos en hablar con los inmigrantes de la barcaza antes de que se les agotara la batería del teléfono satélite que tenían. Según su versión, avisó a la Guardia Costera italiana y, poco después, un helicóptero militar sobrevoló el barco, suministró agua y galletas a los inmigrantes, y les pidió por señas que se mantuvieran allí hasta que llegara un barco de rescate. Ningún país ha admitido haber enviado ese helicóptero, según el diario británico.

Un portavoz de la Guardia Costera italiana citado por The Guardian aseguró que avisaron a Malta de que “el barco se dirigía a su área de rescate”, y que “lanzaron la alerta para que se iniciara la búsqueda de la embarcación, obligándolos a intentar el rescate”. Preguntado por EL PAÍS, el comandante de la Guardia Costera italiana de Lampedusa, Antonio Morana, afirma que no recuerda si su departamento recibió la alarma, pero en todo caso explica que la patera fue vista a 120 millas (220 kilómetros) al sur de Lampedusa, fuera de las aguas SAR (búsqueda y rescate) italianas y dentro de la jurisdicción libia, y que en esos casos, dice, “siempre damos el aviso a Roma, porque nosotros no podemos intervenir”. Las autoridades maltesas han negado cualquier implicación con la barcaza, según el diario británico.

El entierro ‘islámico’ de Bin Laden en el mar

El gobierno de EEUU resolvió con rapidez el dilema de que hacer con el cadáver de Osama Bin Laden y optó por lanzarlo al mar, según afirmaron el lunes fuentes de la Casa Blanca. La acción pretendía a la vez respetar la tradición musulmana,, que aconseja enterrar a los difuntos en un corto plazo de tiempo, y evitar que la tumba de Bin Laden se convirtiera en un lugar de peregrinación del yihadismo internacional.

“Encontrar un país dispuesto a aceptar los restos del terrorista más buscado del mundo habría sido difícil”, declaro un responsable del gobierno estadounidense citado por los medios de este país. “Por lo tanto, EEUU ha decidido enterrarlo en el mar”.

Habida cuenta de la naturaleza apátrida de Bin Laden, que nació en Yemen, pero creció en Arabia Saudita antes de renegar de este país para desplazarse a Sudán, Afganistán y Paquistán, no resultaba fácil decidir a qué país enviar sus restos para ser enterrados. De acuerdo con fuentes del Gobierno de Obama, Washington ofreció el cadáver del líder de Al Qaeda al gobierno saudita, pero este rechazó darle sepultura en su territorio.

El miedo a que su tumba se convirtiera en un santuario yihadista es probablemente exagerado, ya que de acuerdo con la escuela islámica wahabita, a la que Bin Laden pertenecía, está prohibida la veneración de los muertos para evitar que se conviertan en falsos ídolos. De hecho, incluso en las tumbas de los reyes de Arabia Saudita no aparece grabado su nombre.

En una teleconferencia con periodistas celebrada el domingo por la noche, un responsable del ejército estadounidense se negó a explicar que se haría con el cadáver de Bin Laden, pero aseguro que se habían seguido todos los ritos establecidos por la religión musulmana. Es decir, su cuerpo fue lavado y purificado, y tras haber pronunciado la oración preceptiva, se envolvió en un sudario.

Según los expertos, la práctica de dar sepultura a una persona en el mar no es habitual en el Islam, que aconseja enterrar a las personas sin ataúd, en contacto directo con la tierra y la cabeza orientada a la Meca. Sin embargo, la religión musulmana si permite dar sepultura en el mar a un difunto en determinadas circunstancias, por ejemplo, durante un largo viaje y con la finalidad de evitar su descomposición, o bien cuando exista el peligro de que los enemigos del muerto puedan exhumar o mutilar el cadáver.

Ninguna de estas dos condiciones se cumple en este caso, de acuerdo con numerosos clérigos islámicos. “Ellos pueden decir que lo han enterrado en el mar, pero no que ha sido de acuerdo con el rito islámico”, sostiene Mohammed al-Qubaisi, el gran mufti de Dubai. “Si la familia no quiere [sus restos], es muy simple en el Islam: cavas una tumba en cualquier lado, incluso una isla remota, pronuncias las plegarias, y ya esta”.

Uno de los que se ha expresado de forma mas contundente es el libanes Omar Bakri Mohammed, conocido por sus posiciones radicales. “Los norteamericanos quieren humillar a los musulmanes a través de este entierro”, dijo Mohammed.

Probablemente, la celeridad con la que el gobierno de EEUU se ha deshecho del cadáver de Bin Laden provocará muchos rumores sobre la identidad real del fallecido. De hecho, pocas horas después del anuncio, circuló una fotografía falsa de los restos del líder de Al Qaeda. De momento, Washington no considera necesario mostrar ninguna fotografía del cadáver para contrastar sus alegaciones y asegura no tener ninguna duda de haber eliminado a Bin Laden en base a las pruebas de ADN realizadas a partir de las muestras extraídas al cadáver.

Ucrania y Rusia recordaron los 25 años de la tragedia de Chernobyl

Con flores y velas, miles de personas rindieron homenaje a las víctimas del más grave accidente nuclear de la historia. Putin dijo que la tragedia “fue una lección para toda la humanidad”.
Millones de personas recordaron hoy en todo el mundo a las víctimas de Chernobyl en el 25 aniversario de la catástrofe nuclear. Cientos de sobrevivientes colocaron flores y velas en Ucrania, donde se produjo el accidente.

Los actos de conmemoración comenzaron en la madrugada en Ucrania. El patriarca de la Iglesia rusa ortodoxa, Kirill, tocó la campana de Chernobyl, que suena tradicionalmente el día del aniversario del accidente.
La catástrofe cobra nueva relevancia estos días debido al accidente nuclear en Fukushima, Japón, que se produjo a raíz del terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo.

La organización ambientalista Greenpeace proyectó imágenes sobre el reactor 4, que explotó el 26 de abril de 1986. Además de una calavera, se pudieron observar textos en contra de la energía nuclear en japonés, alemán y ruso.
El primer ministro ruso, Vladimir Putin, aseguró que la tragedia de Chernobyl “fue
una lección para toda la humanidad” y aseguró que el accidente “obligó a revisar la fiabilidad y seguridad de la energía nuclear”.
Putin describió la explosión ocurrida en la planta atómica ucraniana hace un cuarto de siglo como “uno de los mayores y más graves accidente tecnogénicos de la historia por sus consecuencias”.

Era el 26 de abril de 1986 cuando el reactor 4 de la planta de Chernobyl explotó liberando emisiones equivalentes a más de 400 veces la bomba que arrasó Hiroshima, y considerado el más grave de la historia. Unas 600.000 personas recibieron dosis de radiación por los trabajos de descontaminación posteriores al accidente. Pero 5.000.000 de personas vivieron en áreas contaminadas y 400.000 en áreas gravemente contaminadas, y hasta hoy no existen trabajos concluyentes sobre la incidencia real en la mortalidad de la población.

Berlusconi dice ahora que Italia sí va a participar en los ataques a Libia

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha dado la vuelta a su estrategia sobre el regimen libio: ahora sus efectivos sí participarán en los ataques de la OTAN.

Italia está dispuesta a permitir que sus aviones lleven a cabo “medidas específicas” contra “objetivos militares seleccionados en el territorio de Libia”, ha asegurado Berlusconi en un comunicado.

En una declaración, Berlusconi ha explicado que ha tenido una conversación telefónica con el presidente de EEUU, Barack Obama y que había “informado de que Italia había decidido dar una respuesta positiva” a la llamada a los aliados hecha por el secretario General de la OTAN en la reunión del Consejo Atlántico, el pasado 14 de abril.

“Italia ha decidido aumentar la flexibilidad operativa de sus propias aeronaves, a través de acciones dirigidas contra objetivos militares específicos en el territorio de Libia, con el fin de ayudar a proteger a la población civil Libia”, dijo Berlusconi.

“Por lo tanto, al participar en paridad con las operaciones aliadas, Italia sigue estando dentro de los límites establecidos por el mandato de la operación (OTAN) y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, según la declaración oficial.
El Gobierno italiano no quiso participar en el ataque

Italia desde el principio de las presiones que su país sólo iba a participar en la misión cediendo el uso de las bases militares.

Sin embargo, llegaron a ofrecer ocho cazas para participar en la operación y este lunes Berlusconi ha hecho el anuncio definitivo: entrarán en combate.

Sus siete bases (Amendola, Gioia del Colle, Sigonella, Aviano, Trapani, Decimomannu y Pantelleria), se han unido a la que la OTAN tiene cerca de Nápoles, para desarrollar todos los ataques aéreos desde allí.